comscore
jueves, 8 diciembre 2022 11:25

Santiago Abascal y Alberto Garzón: sex symbols e iconos gays

El poder es el mayor afrodisíaco, decía un gran conocedor de los entresijos del mando político, Henry Kissinger. La socióloga británica Catherine Hakim lo explica muy bien en su libro Capital erótico. El poder de fascinar a los demás: cuanta mayor energía sexual desprende una persona, más beneficios llega a conseguir en su vida personal y profesional. Cada cierto tiempo, sale a la palestra pública algún ranking que valora el feeling sexual que generan los políticos, también es España. Durante la Transición, Adolfo Suárez conquistó gran parte de su éxito a base de convencer a las mujeres. ¿Es Pablo Iglesias un icono del macho de izquierdas? ¿Se ha convertido Santiago Abascal en todo un icono gay? Eso es lo que parece según algunos comentarios, reportajes y publicaciones de moda masculina y femenina. Veamos algunos de los políticos actuales que más llaman la atención.

BORJA SÉMPER, EL SEX SYMBOL QUE DEJÓ ESCAPAR EL PP

En las filas populares también encontramos a varios iconos gays y sex symbols. Desde la presidencia, Pablo Casado ha buscado abandonar su rostro de bueno y se ha dejado barba, lo que a muchos les ha parecido muy acertado. Javier Maroto también se ha destacado como atractivo en las filas, aunque ambos siempre han sido aupados de los más sexies del PP por Borja Sémper. El político vasco se ha convertido en un icono gay y al mismo tiempo en un sex symbol para muchas mujeres. En sus redes sociales no deja de ganar seguidores que valoran su naturalidad. Ahora, alejado de la primera línea política, sigue enamorando con sus poesías.

20200114174028 borja Santiago Abascal y Alberto Garzón: sex symbols e iconos gays