comscore

Lindsay Lohan: la niña prodigio que tiró su carrera a la basura

«Había una vez una niña que fue descubierta como actriz cuando solo tenía 12 años. Protagonizó el remake de la película «Juegos de gemelas» que la proyectó artísticamente. Fue creciendo y muchos proyectos tocaron su puerta que la impulsaron a ser una de las mejores actrices. Ha estado nominada al Óscar y a pesar que no ha logrado un galardón, nadie lo descarta en un futuro, debido a que nació para la pantalla», este era el cuento que me hubiese gustado narrar de Lindsay Lohan. La historia fue otra.

Lo que nunca se imaginó Hollywood era que la fama cegaría a un prodigio de la actuación. Condujo su vida sin tener licencia y terminó por estrellarse. Alcohol, drogas, hombres, fiestas y derroche de dinero fueron algunas de las palabras que ocuparon los titulares sobre ella. Sin darnos cuenta pasaron sus mejores años, se convirtió en una adulta y no había hecho nada con su carrera. La mina de oro que encontró la industria del cine y la televisión se había extinguido.

Una lista de hombres que para nada sorprendió al mundo

lindsay Lohan con 34 años

A la prensa llegó una lista que contiene 150 nombres que mantuvieron relaciones sexuales con Lindsay Lohan. Un material que no se ha confirmado por parte de los involucrados. Figuran las siguientes estrellas: Justin Timberlake, Adam Levine (Maroon 5), Jamie Dorman (50 sombras de Grey), Lucas Haas (Inception), el difunto Heath Ledger (Batman: el caballero de la noche), Joaquin Phoenix (Joker) y Colin Farrel (Brujas).

Este documento generó polémica en las redes sociales debido a las críticas manifestadas por algunos usuarios hacia a la actriz. Como apoyo a Lohan mencionaban que si hubiese sido un hombre el dueño de ese papel, muchos se sintieran orgullosos. Verdad o mentira, forma parte de uno de sus tantos escándalos. Su mala reputación la ha mantenido en el medio, sus excesos la han llevado a protagonizar titulares, lamentablemente. De lo contrario, hubiese desaparecido.

Repito lo que comencé al principio de este artículo, me hubiese encantado contar otra historia. Creía en una Lindsay Lohan apasionada por su talento. Una prueba más que el don no es suficiente, hay que trabajar duro.