comscore
lunes, 28 noviembre 2022 23:11

Famosas que han sufrido trastornos alimenticios

En el mundo del espectáculo, suele creerse que la imagen lo es todo. Es así como, impulsadas por el deseo de ‘la figura perfecta’ y la presión por tener mantener la imagen ante el público y las cámaras, muchas famosas sucumben ante una obsesión que conlleva – entre otras cosas – a padecer trastornos alimenticios.

Sufrir un trastorno alimenticio es una pesadilla provocada por una sociedad obsesionada con ‘la figura perfecta’, que no solo afecta la manera en que la persona se percibe a sí misma, sino que es un asesino silencioso del cual es difícil escapar. Así le sucedió a Karen Carpenter, la talentosa y legendaria cantante y baterista de The Carpenters, quien, a pesar de ser admirada por miles y envidiada por quienes deseaban tener un poco de su hermosura, sufrió de anorexia nerviosa, causada por el pánico que tenía de subir de talla, su baja autoestima y la depresión que le producía su entorno superficial. Y aunque logró solucionarlo en algunas ocasiones, el daño que le provocó a sus órganos internos fue irreversible, causándole una trágica muerte a una edad temprana.

Estos problemas son más claros en Hollywood, la cuna del estereotipo de la persona delgada y hermosa, en donde decenas de artistas e intérpretes sufren de trastornos con tal de ser aceptados y encajar con el resto de las personas.

Afortunadamente, estas figuras han logrado escapar de esa pesadilla y hoy sirven de inspiración para quienes sufren de este tipo de desórdenes, ayudándolas a aceptar su cuerpo con sus historias y experiencias, afirmando que no se necesita dejar de comer o vomitar para encontrar un lugar en el mundo.

Angelina Jolie

Angelina Jolie

A la actriz Angelina Jolie se le ha vinculado en varias ocasiones al padecimiento de trastornos alimenticios en varias ocasiones. Su extrema delgadez preocupó a muchos fanáticos y medios en los últimos años; de hecho el estado de salud de la actriz fue cuestionado después de mostrarse con brazos esqueléticos, clavículas muy marcadas y pómulos sobresalientes. En 2016, la actriz llegó a pesar 35 kilos y fue internada de urgencia.

Se ha llegado a comentar que sus problemas alimenticios fueron causa de sus reiteradas peleas con su ex esposo, Brad Pitt, que incluso la amenazaba con el divorcio para generar una reacción en ella y que así empezara a comer. Para él y sus hijos, era duro ver cómo se consumía.