lunes, 8 agosto 2022 4:12

Corinna vuelve a la primera plana para enfado de Juan Carlos I

Corinna vuelve a estar esta semana en boca de todos. Y la que viene también, ya que este domingo el controvertido comisario José Manuel Villarejo se sienta ante Jordi Évole en ‘Salvados’ y el tema de la “amiga entrañable” saldrá a colación. Recuerden que este ex policía ya acusó hace dos años al presidente del CNI de chantajear a Corinna, de la que Pilar Eyre no tiene buena opinión, tal y como trasciende en una carta abierta publicada en Lecturas: “Sí, ha sido usted la amiga entrañable del rey de España durante seis años y conoce los problemas de nuestro país, incluso ha intervenido en negociaciones de altura, ay, amor, cuántas estupideces se cometen en tu nombre.
Sí, pero… Es usted una pelmaza imponente, princesa. Deje usted de hablar de su relación con Juan Carlos y de los problemas españoles, que el rey habrá estado muy enamorado de usted, pero ¿nosotros qué culpa tenemos? ¿Y el actual rey, que debe leer toda esa bazofia cursi que viene de su boca? ¡Qué Felipe tiene madre, señora! ¡Y nosotros, los ciudadanos, también tenemos nuestro corazoncito! Y puestos a elegir rubias que hayan merecido el favor real, nos quedamos con Bárbara Rey, que encima es de Totana y hace paellas. Vaya desfilando, amiga, que estamos hasta el gorro… rubia teñida… desaboría… donde esté nuestra totanera… mecachis, ni una palabrita más… La salida al fondo a la derecha…”. Pero ahí no queda la cosa…

Villarejo explica en ‘El Independiente’ lo que presuntamente ocurrió entre el presidente del Centro Nacional de Inteligencia, Sanz Roldán, y Corinna: “Yo no creo que el CNI, como institución del Estado, haya amenazado. Este señor, interpretando lo que podría pensar el hoy Rey emérito, entendió que la princesa Corinna tendría que recibir de alguna manera una amenaza o un rapapolvo para que o volviera con él o no revelara no sé qué historias. Lo cierto es que la amenazó de muerte, a ella y a sus hijos personalmente en una entrevista en Londres”. 
Ana Romero explicaba en su libro ‘Final de partida’ la visión que tenía Corinna sobre Juan Carlos I: “Es una mezcla explosiva del ser humano y del jefe del Estado: cuando no actúa movido por sus propios intereses, lo hace por los de España. Nunca lo hace pensando en qué es mejor para ti. No le importa nadie, sólo se importa él”.