martes, 9 agosto 2022 3:51

Toño Sanchís da plantón a Belén Esteban y no acude al juicio en el que le reclaman medio millón de euros

Eran las 9.35 horas de la mañana cuando Belén Esteban, treinta minutos antes de lo previsto, aparecía por los juzgados de Torrejón de Ardoz (Madrid). La Princesa del Pueblo llegaba a los tribunales y lo hacía flanqueada por su pareja, Miguel Marcos y sus dos gestores. Una Belén tímida, nerviosa y sobrecogida por la situación contestaba a las preguntas de los compañeros de prensa depositando su total confianza en la justicia: “Confío en la justicia“.

24 minutos más tarde, a las 9.59 horas, ha llegado a declarar en calidad de testigo Agustín Etienne, ayudante de Toño en la agencia ‘Lorant SL’. La sorpresa del día ha llegado cuando ni Toño Sanchís, ex representante de Belén Esteban, ni Lorena, administradora única de la agencia a la que Belén reclama más de 465.000 euros han hecho acto de presencia en el que se presume el juicio mediático del año. No se trata de una declaración de rebeldía, sino que probablemente no hayan sido citados por parte del juez del caso. Y explicamos el porqué:

Gtres

Efectivamente, el peso de un juicio de estas características lo tienen los economistas, de ahí que esté siendo mucho más larga la declaración de los profesionales contratados por Belén y por ‘Lorant SL’ que el testimonio de los propios testigos, entre los que también se encuentra un hermano de la de San Blas. A este juicio se ha llegado tras la interposición de una demanda por parte de Belén Esteban, una vista previa y una negativa absoluta por la parte demandante para llegar a un acuerdo. Belén va a por todas y no da un paso atrás. Más de 100.000 euros invertidos en su lucha contra ‘Lorant SL‘ por recuperar el casi medio millón de euros que la Princesa del Pueblo sostiene que le faltan de trabajos realizados en los últimos años.

La presencia de Belén Esteban en el juicio era accesoria, “totalmente innecesaria“, según abogados consultados por esta revista: “El juicio versa sobre cantidades económicas. Será dirimido por peritos y en cualquier caso por testigos, como en cualquier otro juicio relativo a una reclamación de cantidad”. El pulso de Belén y Toño en los tribunales queda en el aire. 

El cruce de acusaciones entre ambos, tras casi diez años de relación profesional y personal, ha sido brutal. Hoy hacemos un repaso y analizamos los motivos por los que Belén Esteban ha llevado a los juzgados a la empresa de representación de su ex manager, Toño Sanchís.








La primera sospecha 

Todo comenzó en el año 2015. Belén Esteban empezó a sospechar que su entonces representante no era del todo legal con la gestión de sus temas. Así, puso entonces en manos de sus abogados el caso para tratar de descubrir si Toño Sanchís había actuado de forma inadecuada con los ingresos que había ido generando tanto en televisión -con el programa Más que baile, por ejemplo- como en otro tipo de eventos, como el terremoto de Lorca, para el que el representante habría abierto una cuenta en nombre de Belén a fin de que la gente donara dinero y poder así ayudar a los afectados. La de San Blas asegura que Sanchís usó ese dinero recaudado para gastos personales.