martes, 18 enero 2022 19:53

Valientes: Cebrián y otros famosos que han reconocido haber sufrido abusos sexuales en su más tierna infancia

Juan Luis Cebrián ha sido uno de los pocos famosos españoles que han sido capaces de admitir abusos sexuales en su infancia. El presidente de Prisa confirmó este extremo en el programa Salvados tras haberlo desvelado en su último volumen de memorias. Cebrián sufrió estos episodios en un colegio católico, y él explica que los casos de pederastia en aquellos años, alrededor de los sesenta, estaban a la orden del día.

 

En el libro Los internados del miedo, escrito a dúo por Monste Armengou y Ricard Belis, se explica uno de aquellas salvajadas que pudo sufrir Cebrián: «Un día vio como un cura abusó sexualmente de un menor y tiempo después le toco a él: «Mientras estaba de pie en el pasillo [castigado sin poder dormir] el cura vino y empezó a decirme, con una voz sospechosamente dulce, que no lo tenía que hacer más, y al mismo tiempo me iba acariciando. Se metía la mano en la sotana, acariciándose las partes, y con la otra me tocaba, y mientras me decía que no tenía que decir nada. (…) Al día siguiente, este mismo señor, me acordaré toda la vida, a las ocho de la mañana estaba dando misa»».




 

La gimnasta Gloria Viseras conmocionó a los espectadores de Salvados al revelar los continuos abusos sexuales por parte de su entrenador: «No lo conté a nadie hasta hace cuatro o cinco años. Es más fácil poner una sonrisa y decir que estoy cansada». «Siempre he pensado que era un bicho raro: bulimia, falta de autoestima, pensamientos suicidas, pesadillas que sigo teniendo muchas veces, me arrancaba el pelo… No me he cortado ni me he drogado ni he bebido alcohol, pero me corté el pelo como un chico para ser fea. Tengo agujeros de memoria, hay veces que no me acuerdo de temporadas completas o de un viaje y lo he achacado a que entrenaba la memoria para olvidar, pero siempre hay algo que te lo recuerda. Y luego me he dado cuenta de que otras niñas, ahora ya mujeres, lo sufrieron después que yo, y lo sufrieron porque yo no fui capaz de contarlo». El técnico Jesús Carballo, señalado por varios testimonios más, ha desmentido estos hechos.