comscore
viernes, 7 octubre 2022 12:43

Rocio Carrasco, destrozada, busca refugio ante el insufrible drama familiar que le atormenta

Rocío Carrasco no quiere saber nada de los medios de comunicación. No responde a llamadas. Tampoco quiere contestar a los mensajes que, desde esta revista, enviamos para saber cómo se encuentra tras la decisión de su hijo David de irse a vivir con su padre, nuestro colaborador Antonio David Flores. No hay nada que quiera decir ante una polémica que la deja en evidencia. Sobre todo porque, en efecto, la estampida de sus dos hijos supone un trance muy duro para una madre pero más para unos hijos que optan por una decisión realmente amarga y complicada. Será, además, esta Navidad cuando el pequeño David, que acaba de cumplir la mayoría de edad, fije su residencia en casa de su progenitor.

davidflorese

Pero desde que saltó la noticia, todas las miradas se han posado en su familia. Esta revista ha podido saber que Rocío Carrasco está absolutamente destrozada. Llora con sorprendente facilidad y se muestra frágil y alicaída ante la dramática situación. Está hastiada porque, no solo sus hijos le han dado la espalda, sino que parece que la justicia tampoco tiene intención de ponerse de su lado. Todos entienden que su papel como madre se ha desvirtuado, que no ha puesto la carne en el asador para recuperar a sus hijos. Lo único cierto es que ni siquiera en público ha querido demostrar que no es verdugo, sino víctima.

rociocarrascopo

Permanece al lado de su marido

Sea como fuere, a su lado permanece impertérrito Fidel Albiac. Tampoco contesta a los mensajes. Tampoco dice cómo se encuentra ni explica qué papel juega en la desesperación familiar. Quizás él tiene la clave para tanto desajuste emocional, tanta huida temprana de un hogar en el que, se presupone, debería reinar la felicidad. Y más en estas fechas en las que todo parece cubrirse con un manto almibarado.