Llevábamos mucho tiempo esperando este momento y por fin se ha producido. Yola Berrocal ha acudido esta mañana al Programa del Verano y ha hablado con pelos y señales del distanciamiento que tuvo con Joaquín Prat hace doce años. Por supuesto, ha querido mandarle un mensaje a Christian Suescun y ha hablado de Leticia Sabater, la que se ha convertido en una de sus mejores amigas.

A Christian Suescun le he mandado a tomar viento fresco, la concursante ha dicho lo que ya sabíamos, que no acepta su perdón y que no quiere volver a saber nada más de él porque es una persona que le resta y no le suma. Y es que parece que aunque ya haya acabado el reality, Yola sigue pensando en lo que pudo ser con el hijo de Maite Galdeano.

En el programa ha aclarado qué ocurrió con Joaquín y es que según ha contado la exconcursante de La casa fuerte, los dos se conocieron en un gimnasio, quedaron y llamó a un fotógrafo para que les sacara una imagen besándose. Esto no gustó nada al presentador de Ana Rosa y a raíz de ahí rompieron la relación.

A pesar de haber estado 12 años sin hablarse, Yola Berrocal le ha pedido disculpas por su comportamiento y por haber llamado al fotógrafo. Joaquín le ha contado que, en su día, le dijeron que ella había cobrado dinero por las fotos, algo que ha negado la ganadora de La casa fuerte y le ha vuelto a pedir disculpas por todo, ya que le parecía muy buena persona y podía haber llegado a enamorarse de él.