Julio Iglesias afronta uno de sus peores momentos. El juzgado número 13 de Valencia ha decidido aceptar la demanda de paternidad que presentó Javier Santos hace ya algunos meses. Según ha podido conocer este periódico, el juicio tendrá lugar el próximo 4 de marzo y a él deberá acudir el cantante. Se trata de una noticia esperada por el joven valenciano que lleva luchando desde la adolescencia para que se le reconozca como hijo de Julio pero que se han tomado con mucha cautela.

Julio Iglesias
Y es que todos coinciden en que Iglesias intentará retrasar la vista aduciendo motivos profesionales y/o incompatibilidad de agenda. En palabras de Fernando Osuna, el prestigioso abogado que lleva la causa de la paternidad, poco o nada importa que Julio se oponga e intente impedir que la justicia siga su ritmo natural: “el juez puede tomar la decisión que considere. Pero él tendrá que acudir”, explica con total seguridad.