La Familia Real continúa con su agenda oficial en Palma de Mallorca, y un día después de visitar la localidad de Petra, Los Reyes, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía han acudido a Son Roca, uno de los barrios más desfavorecidos de la capital balear.

Allí, los monarcas y sus hijas se han reunido con las autoridades locales y con la Ministra de Educación, Isabel Celaá, para conocer de primera mano la labor de la Fundación Naüm, que lleva a cabo un proyecto socio educativo para ayudar a la inserción laboral de grupos desfavorecidos.

A su llegada, Don Felipe, Doña Letizia, Leonor y Sofía se han mostrado muy cercanos con el numeroso público que les aguardaba pacientemente, y han entrado a la fundación entre vítores y cantos de “viva el Rey” después de saludar cariñosos a los mallorquines que les jaleaban.

La Infanta Sofía, todavía con muleta tras la caída que sufrió en Marivent el pasado domingo, ha cambiado el llamativo vendaje que lució en su visita a Petra – con esparadrapo incluido – por un sencillo apósito blanco. Caminando con más soltura y facilidad que el día anterior, la hija menor de los Reyes ha confesado que “me encuentro mejor”.

Doña Letizia y sus hijas han coincidido en esta ocasión luciendo el peinado fetiche de la Reina durante la gira que les llevó a recorrer las Comunidades Autónomas durante el último mes. Una sencilla y favorecedora coleta alta que favorece mucho tanto a la monarca como a Leonor y Sofía.

En cuanto a sus elecciones estilísticas, la Reina ha optado por un veraniego vestido camisero blanco con calados, similar al que le hemos visto en otras ocasiones. Un modelo que marca su estupenda figura y que resalta su bronceado. Como complementos, sus inseparables alpargatas y un capazo de rafia estilo boho que le daba un toque moderno e informal.

Por su parte, las hijas de los Reyes han vuelto a conquistarnos con sus estilismos. La Princesa de Asturias ha lucido un juvenil vestido de flores rojas sobre fondo blanco y unas zapatillas deportivas. La Infanta Sofía, un camisero vestido de cuadros vichy en blanco y negro y, al igual que su hermana, unas cómodas deportivas como complemento.