Mientras se suceden las informaciones acerca del futuro próximo del Rey Juan Carlos, al que Zarzuela y Moncloa estarían buscando una salida del Palacio para alejarlo del Rey Felipe VI, Victoria Federica prefiere mantenerse al margen.

La hija de la Infanta Elena, seria y con cara de cansancio, ignora las preguntas acerca del posible exilio del rey emérito. Mostrando su cara menos amable, Victoria Federica prefiere no defender públicamente a don Juan Carlos, con quien siempre ha tenido una relación de lo más cercana (de hecho, se dice que es su ojito derecho).

Con minifalda negra y una informal camiseta blanca, la hija de Jaime de Marichalar entra apresuradamente en su domicilio, manteniéndose al margen del difícil momento por el que está atravesando el rey Juan Carlos. ¡No te pierdas la cara de Victoria Federica cuando le preguntamos acerca del peor momento de la Familia Real!