Las cosas entre Victoria Federica y doña Letizia se han torcido completamente. La joven está cada vez más unida a su hermano, Froilán, cuyas salidas de tono enfadan continuamente a la reina. Pero lo que la asturiana no preveía es que sus sobrinos postizos iban a tener un comportamiento tan cruel con ella. Estamos ante un auténtico cisma cuyas consecuencias pueden ser devastadoras.

La verdadera historia de una niña aparentemente perfecta

> Su llegada al mundo, hace algo más de 18 años, supuso una enorme alegría. Victoria Federica llenó a sus padres de ilusión. También a su hermano, Froilán, que siempre la vio como la perfecta compañera de juegos a pesar de que el carácter de ambos es  opuesto. La hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar era, además,
la primera nieta para doña Sofía y don Juan Carlos, que la considera su ojito derecho. Su forma de ser, discreta, educada, divertida y muy cariñosa ha hecho que la joven tenga el cariño de todos los Borbones. Además, cuando Letiza Ortiz la conoció en 2003 quedó prendada de ella. Públicamente se deshacía en mimos y atenciones con esta pizpireta niña de exquisitos modales y gran inteligencia. Sin embargo, el paso del tiempo ha enfriado esa conexión entre tía y sobrina.

Vic, como la llaman cariñosamente en su círculo, está dando algún que otro quebradero de cabeza a la Reina. La joven esta desarrollando cierta rebeldía que encrispa a la mujer del jefe de Estado. Letizia y Victoria Federica poseen gustos opuestos como por ejemplo los toros. Además, desde que en septiembre llego a la mayoría de edad acude a varios actos públicos, fiestas… Algo que a la asturiana no le hace nada de gracia. Detesta que cualquier persona que está su su alrededor sea protagonista de noticias. Por si esto fuese poco, este cambio ha coincidido con otro duro mazazo para la madre de Leonor y Sofía. Entérate a continuación.

Siguiente: En el punto de mira de Letizia