Desde que el Caso Nóos salpicó a la Corona, la hija pequeña de los eméritos y su marido no son bien recibidos en Zarzuela. Las puertas de Palacio están cerradas, a cal y canto, para la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, a petición expresa de doña Letizia. Ahora, la soberana ha dado un paso más y ha llevado al exilio a sus cuñados. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Cuando la Monarquía saltó por los aires

Iñaki Urdangarín

> En 2018, el cuñado del rey Felipe VI fue condenado a cinco años y diez meses de prisión por los delitos de prevaricación, malversación, tráfico de influencias y otros fraudes contra la Administración y la Hacienda Pública. Se trata de uno de los mayores escándalos de corrupción en los que la Corona se ha visto inmersa, y desde las altas esferas de Zarzuela tuvieron que hacer grandes esfuerzos por recuperar la confianza de la ciudadanía en la institución. Para empezar, condenaron al ostracismo a la infanta Cristina, que dejó de ser bienvenida en Palacio. Su veto se mantiene hasta el día de hoy, y algunas voces cercanas a Casa Real sostienen que Letizia ha tenido mucho que ver en esta situación. Por lo visto, fue ella quien presionó a su esposo para que tomara medidas drásticas contra su hermana y su cuñado.

Ahora que se acerca la liberación de Urdangarin, que ya ha disfrutado de dos permisos penitenciarios, Letizia se ha visto obligada a ir mucho más lejos en su intento de alejar a la infanta Cristina y a Urdangarín de Zarzuela. Según las últimas informaciones, podría estar a punto de enviarlos fuera de nuestras fronteras, y ya les está buscando un lugar allende España, en el que su presencia no incomode a la Monarquía.

Siguiente: Letizia da puerta a Cristina y Urdangarín