Nervios y desazón en Casa Real. Se han cumplido los presagios e Iñaki Urdangarín ha salido de la prisión de Brieva para hacer, dos veces por semana, labores humanitarias en un centro religioso de Pozuelo de Alarcón. A su llegada no ha dudado en desafiar a su propia mujer y también a la reina Letizia. ¡Muy fuerte! Las fotografías de la página 3 son simplemente incomprensibles.

¿Quién quiere acabar con doña Letizia?

> Está claro que las fotografías que publica Cotilleo.es sobre la reaparición de Iñaki Urdangarín al centro religioso en el que realizará labores humanitarias son un duro golpe para el núcleo fuerte de Casa Real. En concreto para doña Letizia. Alguien parece haber tejido una estrategia para ablandar la imagen que la sociedad española tiene sobre Iñaki. Es evidente que consideran que haciendo trabajos sociales la opinión de los españoles podría cambiar y considerarle una víctima que ha conseguido reinsertarse. Estos movimientos, eso sí, no estarían aprobados ni refrendados por el rey Felipe ni por la reina Letizia. ¿Quién quiere acabar con ellos?