Nervios y desazón en Casa Real. Se han cumplido los presagios e Iñaki Urdangarín ha salido de la prisión de Brieva para hacer, dos veces por semana, labores humanitarias en un centro religioso de Pozuelo de Alarcón. A su llegada no ha dudado en desafiar a su propia mujer y también a la reina Letizia. ¡Muy fuerte! Las fotografías de la página 3 son simplemente incomprensibles.

La vinculación de doña Sofía con el centro escogido

> En declaraciones concedidas al programa Espejo Público, el gerente del centro religioso Don Orione en el que Iñaki Urdangarín cumplirá con las labores sociales establecidas, se enteró por la prensa de que uno de los reos más famosos de España limpiaría su imagen en el centro. Sin embargo, son muchas las fuentes que aseguran que la reina Sofía tiene una gran vinculación con la cúpula del centro. Hay, incluso, fotografías que confirmarían que la colaboración entre ellos ha sido, durante los últimos años, muy estrecha. Cotilleo.es ha podido saber que es más que presumible que Urdangarín realice labores de sicomotricidad dentro del centro escogido y que evitarán que pueda llevar a término actividades para que se necesitan estudios y preparación. Pero está claro que la llegada al centro supone una auténtica afrenta para su mujer, la Infanta Cristina y, sobre todo para Doña Letizia.

Siguiente: Iñaki Urdangarín desafía a Letizia y a su propia mujer