Amador Mohedano se sentó este sábado en el Deluxe para volver a hablar de los entresijos que siguen sin hacerse públicos sobre la mala relación que hay entre Rocío Carrasco y toda su familia. Lo cierto es que poco a poco vamos conociendo más datos, ya que la familia se ha cansado de los desprecios que hace la hija de Rocío Jurado y ha decidido estallar, pero poco a poco.

Ayer, el exmarido de Rosa Benito llegaba por la tarde a Madrid para contar toda la verdad sobre el testamento de su hermana, Rocío Jurado y la no relación de su sobrina. Esto es lo que decía cuando puso su primer pie en Madrid: “Voy a contar toda la verdad y muchas cosas más”.

Si hay algo que ha causado interés público desde el fallecimiento de Rocío Jurado ha sido los problemas que hubo con su herencia. Algo que sabe muy bien José Antonio Rodríguez, el marido de Gloria Mohedano, quien gestionó todo. Por eso, Amador Mohedano ha dejado en el aire que ese tema ya lo tocará su cuñado cuando se sienta preparado para hablar: “De los temas de herencia yo prefiero no hablar porque eso lo tiene todo mi cuñado. Esas cosas hay que demostrarlas y mi cuñado tiene todos los papeles y vendrá pronto y enseñará todos los papeles”.

Lo cierto es que, como se suele decir coloquialmente, la Caja de Pandora se ha abierto más que nunca en la familia Mohedano-Jurado. Los hermanos de la más Grande están cansados de los desprecios que hace Rocío Carrasco a sus hijos y por eso han decidido hablar públicamente.