De las dificultades también se saca algo positivo. En medio de una etapa convulsa y difícil, María José Campanario ha recibido con alegría una buenísima noticia. Algo que ha hecho que saque fuerzas de flaqueza y rompa su silencio. Gracias a un escueto pero directo mensaje, deja K.O a uno de sus grandes enemigos, Kiko Hernández, cuyas mentiras han quedado al descubierto.

El inesperado cambio de bando de Belén Esteban

> En medio de esta lucha contra la fibromialgia (enfermedad que, por ahora, no tiene cura), María José Campanario se ha encontrado con una inesperada aliada. Su archienemiga, Belén Esteban, ha cambiado de bando, Ahora es, curiosamente, una de las personas que mejor entiende su sufrimiento. Contra todo pronóstico, la princesa del pueblo ha dejado de cargar duramente contra ella. Ha pasado de criticarle y hablar mal de ella a transmitirle mensajes de ánimo y buenos deseos. “Con la mano en el corazón y lo digo porque lo siento así, espero que se recupere. Por sus hijos y, principalmente, por ella”, decía en horario de máxima audiencia.

Tras estas inesperadas palabras entendíamos los motivos de tan repentina cordialidad. La madre de Andrea Janeiro reconocía saber muy bien lo que es convivir con la fibromialgia puesto que uno de sus hermanos la padece. “Mi hermano mayor está en silla de ruedas por esta enfermedad. Mi hermano Juan Pedro lleva así un mes y medio, en la silla. Solo pido que el día de mi boda pueda disfrutar de su hermana”, explicaba Belén, que dará el “sí, quiero” a Miguel Marcos el próximo 22 de junio.