La pillada monumental de protagonizó Alfonso Merlos en su propia casa con la reportera de Socialité, Alexia Rivas saliendo a la luz la infidelidad del periodista a la que era su entonces pareja, Marta López, ha traspasado fronteras. Medios de comunicación internacionales no han dejado pasar este tema y también lo han publicado como noticia sustancial del momento. Marta López es un nombre y apellido muy común en España habrá miles de chicas que se compartan dicho nombre. La revista estadounidense People ha confundido a Marta López con su tocaya, actual pareja de un colaborador de Sálvame. Sigue leyendo, para averiguar de quién se trata.

En primer lugar, llegó a The View, un programa americano presentado por Whoopi Goldberg en la cadena ABC. La actriz dio su opinión, al video que mostraron de la famosa escena de Alexia paseándose por detrás: “Creo que quería que lo pillasen, porque ¿para qué va a estar en su casa mientras está en directo?”.

Otros medios conocidos como el Daily Mail, el Daily Star o incluso el New York Post también apostaron por la noticia. EL bombazo llegó cuando la revista People a la hora de poner cara a Marta López a confundieron con la actual novia de Kiko Matamoros, la joven modelo de 22 años que comparte nombre y apellidos con la verdadera protagonista de este culebrón.

La novia de Kiko Matamoros ante las miradas de los medios internacionales

Marta López Álamo, así es el nombre completo de la modelo jienense, pareja de Kiko Matamoros. Debido a un desliz la revista norteamericana no se dio cuenta de que había confundido a Marta López y se ha colado en la prensa internacional por culpa del ‘Merlos Place’.

Álamo compartió la publicación del error “hasta en People se creen que yo soy Marta López” apuntó. Asimismo comunicó que otro medio, TMZ, también de origen estadounidense, le ocurrió lo mismo. Pero poco después de la publicación de la noticia rectificaron y colocaron la fotografía correcta de la ex novia de Alfonso Merlos. Una equivocación que la propia modelo además de sorprenderla se lo tomó a carcajada.