dolor de espalda

Las dolencias de espalda a veces se convierten en crónicas debido a que no se suelen tratar a tiempo o no se tratan debidamente, abusando de analgésicos o antiinflamatorios orales que sólo quitan la molestia por algunas horas, pero no van al origen del problema. La magnetoterapia puede ayudar a mejorar estas patologías.

¿Quién no ha sufrido más de una vez en su vida un fuerte dolor de espalda? El dolor de espalda es un compañero de vida muy molesto para muchas personas, de hecho, es la dolencia más frecuente entre los españoles.

Las causas más comunes que provocan el dolor de espalda son:

  • Lumbago, dolor en la parte baja de la espalda (lumbares), es decir, entre las últimas costillas y los glúteos.
  • Ciática, molestia en la zona última de la espalda, las caderas, los glúteos y hacia la pierna, que se transmite a través del nervio ciático.
  • Cervicalgia, dolor en el área cervical que se puede irradiar al cuello, la cabeza e incluso a los hombros
  • Dorsalgia, molestias en los omóplatos o la zona alta de la espalda, debajo de los hombros.
  •  

Todos estos síntomas convierten al dolor de espalda en el primer problema de salud crónico en España y afectan en gran medida a la calidad de vida de las personas que los sufren. Pueden, incluso,  llegar a ser inhabilitantes en algunos momentos, cuando el dolor se hace insoportable.

Es por ello que es necesario tratar estas dolencias, para evitar que con el tiempo, se conviertan en crónicas y lleguen a inmovilizar al enfermo cuando lleguen a recrudecer.

Magnetoterapia para dolores musculoesqueléticos

Dentro de las diferentes terapias puestas en marcha por la medicina para tratar a pacientes con dolores de espalda de distinta índole, se encuentra la magnetoterapia, que se presenta como un mecanismo muy eficaz en el tratamiento de estas dolencias, pero ¿qué es la magnetoterapia?

Consiste en un procedimiento terapéutico que se basa en aplicar campos electromagnéticos en distintas lesiones, sobre todo, las de tipo muscular u óseo. La magnetoterapia estimula las células desde su interior y es muy utilizada por los especialistas en fisioterapia para las consultas de rehabilitación.

Es una técnica adecuada para casi todos los tipos de enfermedades y patologías relacionadas con el sistema muscular y esquelético, ya que prácticamente no tiene contraindicaciones. Sin embargo, está probado que puede actuar como regenerante de tejidos, y además, posee efectos antiinflamatorios y analgésicos.

Beneficios de la magnetoterapia

Los principales beneficios que notará el paciente con dolor de espalda tras la aplicación de la magnetoterapia son, como antes se ha indicado, un efecto antiinflamatorio (disminuye la hinchazón en la zona tratada); además, como consecuencia, se relaja la musculatura y mejora la circulación, gracias a su efecto vasodilatador.

Esta terapia es muy habitual en las consultas de fisioterapia y rehabilitación, pero también se puede realizar en casa cómodamente, gracias a los equipos de magnetoterapia domiciliarios, siempre atendiendo a las recomendaciones del facultativo que trate al paciente.

Ventajas de tener un equipo en casa

Gracias a los equipos de magnetoterapia domiciliarios, como es el caso del Kit nocturno LaMagneto + Osteomat se puede seguir el tratamiento para el dolor de espalda desde el propio domicilio, de forma cómoda y eficaz, mejorando incluso los resultados que se obtiene cuando se aplica esta terapia en centros de rehabilitación, ya que para que la magnetoterapia sea eficaz se necesitan tiempos prolongados de exposición. Concretamente, con este kit nocturno, se puede aplicar las sesiones por las noches, mientras duermes plácidamente, gracias a la colchoneta Osteomat. Simplemente, te tumbas sobre ella en la cama, escoges el programa de tu tratamiento y listo.

Existen diferentes equipos en el mercado, pero es fundamental disponer de un aparato que sea un dispositivo médico con certificado CE (formulado por organismos autorizados). También es muy importante y recomendable que el equipo adquirido sea el más adecuado para la dolencia que presente el paciente, para ello es imprescindible contar con las recomendaciones del terapeuta.

Otras aplicaciones de la magnetoterapia

Estos equipos están recomendados también para otras patologías, de manera que otras aplicaciones de la magnetoterapia pueden ser el tratamiento de enfermedades reumáticas como artritis, osteoartritis, osteoporosis o artrosis.

También está indicada para atrofia muscular, osteoporosis, cicatrización, distensión muscular, dolor articular, mialgias, tendinitis, fracturas, lesiones cartilaginosas, condropatías, discopatías, úlceras cutáneas o túnel carpiano, entre otras.

Como se puede ver, es un tratamiento muy eficaz e innovador para tratar una gran cantidad de dolencias en la actualidad.