Toño Sanchís y Belén Esteban finiquitaron su relación laboral en los juzgados. La amistad saltó por los aires cuando la colaboradora de Sálvame denunció al hombre que había sido su sombra durante años por apropiarse de un dinero que no le correspondía. La Justicia dio la razón a la rubia pero eso no ha amilanado al manager. Toño tiene un as en la manga que deja fuera de juego a su ex representada. Te lo contamos todo a continuación.

Toño remata a Belén

> Hace un tiempo Belén anunció que iba a llevar a Toño por la vía penal. Ella estaba convencida de que el representante se vendría abajo. Sin embargo, todo lo contrario. Sanchís sigue adelante y con muchos proyectos. Trabajo no le falta. Todavía está por decidir si escribirá la biografía no oficial de su ex pupila. Esa cara B de la Esteban sería un éxito de ventas.

Toño no ha abandonado su trabajo de representante. Sigue ligado al ambiente pero desde otros flancos artísticos: música e interpretación. Como él declaró recientemente: “Gano menos pero soy más feliz”. Ciertamente, Belén requería de atención constante por lo que gran parte del día de Sanchís se iba en ella. Que su ex manager se muestre feliz y sin miedo ante el proceso penal es algo que descoloca e indigna a la de Paracuellos.

Siguiente: El as en la manga de Toño