Pretende convertirse en uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años. La boda de Belén Esteban con Miguel Marcos podría ser uno de los eventos televisados más vistos del año, pero no todos piensan igual. Toño Sanchís ha roto su silencio pocos días antes del enlace matrimonial de la que fue su representada.

Todo preparado para la boda

> Belén Esteban y Miguel Marcos darán el sí quiero el próximo sábado en una finca cercana a Madrid. Toda la programación de Telecinco girará en torno a un enlace que promete dar grandes momentos. Sobre todo entre los colaboradores de Sálvame, invitados a la fiesta, que a buen seguro darán habida cuenta de lo que suceda en el interior del recinto. Tendrán, eso sí, que hacerlo de memoria porque el uso de teléfonos móviles y dispositivos como cámaras de fotos están prohibido en todo el recinto. Una muestra clara de la poca confianza que la llamada Princesa del Pueblo tiene con sus invitados. Todos parecen haber aceptado de buen grado las exigencias de Belén, pero no todos están convencidos de que la boda será el acontecimiento social del año. Ni mucho menos. Toño Sanchís da donde más duele a Belén Esteban y la deja en la cuneta.

Siguiente: Toño Sanchís hunde a Belén Esteban