exfoliar los labios

En invierno los labios son una de las partes de nuestro rostro que más acusan la bajada de temperaturas. Sequedad, grietas y herpes son solo algunos de los incómodos y dolorosos efectos que la llegada del frío provoca, además de que este año – a causa de la obligatoriedad de la mascarilla por la pandemia del Covid-19 – se une la incomodidad de llevar nuestro protector labial con esta prenda puesta en todo momento sobre nuestra boca.

Sin embargo, Natalhia Arango, fundadora del centro Opuntia Organic – referente en cultura raw – nos da el decálogo de belleza definitivo para cuidar, de un modo fácil y sencillo, nuestros labios durante este invierno.

1. Evita la tentación (de pasarte la lengua por los labios). “Nunca apetece más que cuando sentimos los labios secos, pero es importante evitar a toda costa este gesto prácticamente automático porque la saliva reseca aún más”.

2. Más H2O y menos SOS. “En invierno hay factores medioambientales que contribuyen a la sequedad, como el frío, el viento y la calefacción. Asegúrate de beber mínimo 2 litros de agua diarios: notarás la diferencia”.

3. Asegúrate de que tu labial es hipoalergénico. “La sequedad puede obedecer a distintas causas. Entre ellas, que alguno de los compuestos te esté produciendo esa irritación. Prueba los labiales sin colorantes ni conservantes, y observa si notas mejoría”.

4. Con mi aceite me acuesto, hidratada me levanto. “Aplícate crema o aceite labial todas las noches antes de dormir. Es muy útil para evitar que se sequen y agrieten”.

5. No te olvides de exfoliar. “Conviene hacerlo una vez por semana o cada dos puesto que es una zona muy sensible y podríamos irritarla. El peeling ayuda a regenerar la piel y eliminar las células muertas que se acumulan en las capas externas. Cuando termines, aplica una capa generosa de bálsamo nutritivo o aceite labial”.

6. SPF también en los labios, por favor. “La piel de los labios no contiene melanina, por lo que carece de esa protección frente a los rayos UVA. Busca un labial que contenga protección solar tanto en invierno como en verano”.

7. Técnica de automasaje. “El masaje ayuda a estimular el riego sanguíneo y mejora la elasticidad de la piel. Puedes hacerte un masaje con los dedos índice enfrentados y partiendo del punto medio hacia las comisuras, tanto en el labio superior como en el inferior”.

8. Nada de ácido (a menos que sea hialurónico). “Los alimentos ácidos y salados resecan mucho. Además, en casos graves, pueden producir dolor. Para evitar estas molestias, límpiate bien los labios después de tomar alimentos ácidos o salados”.

9. Practica la contención y ten paciencia. “Apetece mucho arrancar las pieles secas de los labios, pero es mejor no hacerlo porque pueden salir manchas”.

10. Date un mimo a pedir de boca. “Los labios secos molestan mucho. ¿Por qué no regalarse un tratamiento específico? Una técnica manual experta consigue una hidratación más profunda y duradera. Y, además, relaja la zona e influye en cómo nos vemos”.