Siguen esclareciéndose algunas de las principales dudas sobre la relación que Rocío Carrasco mantiene con sus hijos. El colaborador Kiko Matamoros quiso aclarar, por primera vez, los rumores que apuntan al “secuestro” que el menor habría sufrido parte del padre.

Sale a la luz toda la verdad

> Durante años se ha explicado en los medios de comunicación que cuando David Flores todavía era menor de edad, su padre fue a recogerlo al colegio y nunca se lo entregó a su madre. Insinuaron que el ex guardia civil había incumplido con las obligaciones recogidas en el convenio regulador y que, incluso, su actitud había sido llevada a los tribunales. Carmen Borrego insistió en Viva la Vida hace relativamente poco en este aspecto.

La periodista sostuvo que aquella decisión de Antonio David está “judicializada” y que, por tanto, en los próximos meses se resolverá. Sin embargo, hace pocos días Kiko Matamoros quiso aclarar el embrollo y aseguró que, la realidad, es que la madre nunca fue a recoger al niño al colegio y “que tuvieron que llamar al padre para que le asistiera”. Dos versiones antagónicas que dejan clara la incomunicación entre las partes. Pero hay más.

Siguiente: El feo de Rocío Carrasco con su hijo David