Doña Sofía está completamente volcada en las noticias que le llegan de una persona muy querida para ella. Se trata de un familiar que ha tenido un papel muy importante en sus peores momentos. Para la reina Sofía ha sido un palo gordo conocer esta delicada circunstancia. Sin duda, no corren buenos tiempos para ella, que acumula un frente tras otro en el otoño de su vida. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

La mala suerte se ceba con la reina

> Doña Sofía es una mujer que siempre está pendiente de los suyos. Hace tiempo que vive con la mirada puesta en Grecia. Allí radica su hermano Constantino, cuya salud está bastante tocada. Esto lo confirma el hecho de que su hija menor, Theodora, haya adelantado la boda con su prometido. La pareja no tenía previsto pasar por el altar tan rápido, pero ese ha sido el deseo de la princesa al conocer la delicada situación que atraviesa su padre.

Poco a poco, el círculo de la vida va cerrándose y doña Sofía ve como sus grandes apoyos se van apagando. Su hermana Irene ya no está tan vital como antes y eso es un gran problema ya que se trata de alguien imprescindible en la vida de la reina. A todo esto hay que sumar los dolores de cabeza que su matrimonio con don Juan Carlos sigue ocasionándole. Sin duda, una vida de sufrimiento familiar la de doña Sofía.