pianos

El piano es uno de los instrumentos más elegantes y bellos en cuanto a sonido y diseño que existen. Al mismo tiempo, es uno de los más complejos a la hora de tocarlo: sin embargo, bien merece la pena el esfuerzo. Existen, eso sí, diferentes tipos de pianos con diferentes características que deben conocerse antes de elegir uno. Precisamente de ellas queremos hablarte a continuación para hacer que te resulte más fácil elegir el tuyo.

Tipo de piano: electrónico o acústico

Primero de todo, podemos empezar por separar los tipos de piano en dos categorías: los acústicos y los electrónicos. Este sería de hecho el primer punto a la hora de elegir. Existen diferentes modelos y marcas de ambos, aunque sí debemos decir que esta primera clasificación ya diferencia mucho el tipo de piano con el que podemos contar. La razón está en que existe una gran diferencia entre ellos.

1.- Piano digital

El piano digital es un instrumento que está pensado para imitar el sonido o timbre de un piano. Estos, de hecho, en muchas ocasiones pueden de hecho imitar el sonido de otros instrumentos. Naturalmente, por ser digitales, no funcionan de forma mecánica, sino electrónica.

En efecto, no existen cuerdas, martillos, etc. Simplemente funciona a través de un amplificador para cada una de las teclas. Esta información sobre el timbre está introducida en un software que es el que hace funcionar el conjunto.

Si se trata de emplear el piano para tocar clásica, al poco tiempo, tras haber asimilado conocimientos básicos, surgirá la necesidad de cambiar por un piano acústico. Naturalmente, en este punto una de las ventajas indiscutibles de los pianos acústicos es la calidad de su sonido.

Por su parte, lo cierto es que un piano digital puede resultar muy divertido por poder hacer diferentes instrumentos y, en general, resulta más asequible. Igualmente, cuenta con numerosas funciones pensadas para facilitar el aprendizaje de quienes se inician en su uso.

Existen modelos de 88 teclas, igual que en los pianos acústicos. Estos modelos pueden tener un precio más asequible que los pianos acústicos pero, aún así se requiere de una pequeña inversión para tener un resultado interesante en cuanto a sonido. Aquí tienes modelos de 88 teclas para ir haciéndote una idea.

Entre los inconvenientes de los pianos digitales que se deben tener en cuenta antes de comprar uno u otro modelo está, por ejemplo, el de que su durabilidad es limitada. No es un piano que pueda durar muchos años. Igualmente, será un producto que cuente con una garantía inferior a la de los pianos acústicos. Por último, por tratarse de un elemento electrónico, en poco tiempo puede quedarse obsoleto. 

2.- Piano acústico

Hablaremos ahora del piano acústico. Se trata de uno de los instrumentos más elegantes y, probablemente, el más conocido. Con él han sido compuestas algunas de las composiciones más hermosas de la historia de la música. Entre sus cualidades está la de tener un tacto y un sonido imposible de imitar además de una apariencia de lo más elegante.

Piano vertical

Normalmente es la mejor opción para principiantes. La primera razón para ello es que se trata de un instrumento que ocupa poco espacio y que además resulta asequible. Igualmente, está especialmente indicado para quienes de forma concreta quieren iniciarse en la música clásica. Sin embargo, puede emplearse también para otros estilos como el jazz.

Piano acústico con silent

Es así que pueden contar con sistemas silent que les dan una gran insonorización de una forma rápida y eficaz con la que puede contarse con un piano híbrido que nos permite tener un piano acústico con toda la elegancia de su sonido y con las ventajas que normalmente nos daría uno de tipo digital.

Piano de cola

Vamos por último con el que es el tipo de piano más famoso. Lo es por varias razones: la primera de ellas es por la calidad de sus sonido así como por su elegancia y por lo emblemático de su apariencia inconfundible. Se trata del piano más profesional y, por lo mismo, el que tiene un mayor coste. No está indicado, por lo tanto, para principiantes.

En efecto, no es recomendable en la medida que puede resultar una inversión muy costosa. Ahora bien, si se está completamente seguro de que se dará la práctica y la constancia, será una inversión para toda la vida.

Así pues, a la hora de elegir piano hay que tener muy en cuenta las características de cada uno. Naturalmente, la opción estará en función de las preferencias y presupuesto de cada cual. Sin embargo, como principio general podemos decir que en el caso de los principiantes es recomendable escoger uno digital en lugar de uno acústico.

Se trata de pianos más prácticos que pueden transportarse, son más asequibles y además permiten una mayor versatilidad. Igualmente, puede emplearse en ellos auriculares con los que practicar en silencio todo el tiempo que se quiera.