La ansiada semi libertad para Iñaki Urdangarín tendrá que esperar. Y es que, como se temía su abogado, Mario Pascual Vives, la Fiscalía de Valladolid se opone a la concesión del tercer grado penitenciario para el marido de la Infanta Cristina.

Tras la opinión favorable del Juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid a la obtención del régimen de semi libertad para Urdangarín – basándose en el esfuerzo realizado al haber cumplido condena en un régimen de aislamiento – y, como era de esperar, la Fiscalía ha presentado un recurso.

En un escrito, la Abogacía Pública se ha opuesto a la concesión del tercer grado para el cuñado del Rey Felipe VI. La Fiscalía señala, entre otras cosas, que la evolución positiva de Iñaki Urdangarín no es sufiente para lograr esta evolución. Destaca además que el acuerdo que se tomó para esta prerrogativa no fue por unanimidad, sino por una ajustada mayoria de 4 votos a 3 por parte de los miembros encargados de tomar esta peliaguda decisión. Por otro lado, el marido de la Infanta Cristina todavía no ha cumplido los dos tercios de su condena y no será hasta mayo cundo le correspondería este anhelado régimen de semi libertad.

Por último, en lo que supone un duro varapalo para Urdangarín, la Fiscalía señala que la obtención del tercer grado penitenciario generaría indignación y alarma social, puesto que fue condenado por delitos económicos, de fácil lucro que no le convierten en un delicuente al uso.

Ahora, tendrá que ser el Juez quien se pronuncie acerca de este recurso. Pero el futuro de Iñaki Urdangarín vuelve a estar repleto de nubarrones grises y ese ansiado régimen de semilibertad que le permitiría estár más cerca de la Infanta Cristina y de sus hijos, parece que todavía tendrá que esperar.