Se ha cansado. esa es la opinión de muchos de los que conocen a Eva González. La presentadora es muy cauta y siempre mantiene las formas, intentando que su vida personal no traspase la barrera y se convierta en un personaje del corazón. Sin embargo, Cayetano Rivera le está poniendo las cosas muy difíciles y ya no puede más. Con su última decisión ha sembrado el pánico.

El último cartucho de Eva González

> Han sido meses de pasarlo mal, muy mal.TantoEva como Cayetano han optado por no aumentar la polémica y pasar desapercibidos, aunque ha sido imposible. Los periodistas descansan día sí y día también en la puerta de su casa, algo que tiene a la pareja totalmente mermada. No por ellos, sino por su niño, quien ni si quiera ha cumplido tres años y ya sabe lo que es ser perseguido por la prensa. La pareja olvida, pero no perdona, y ha llevado en silencio una venganza que está a punto de hacerse realidad. ¡Tiembla Karelys, porque lo que viene es muy fuerte!

Siguiente: Una bala directa al corazón