Las cosas no están siendo nada fáciles para María Teresa Campos. Un annus horribilis al que parece que le está dando la vuelta. La presentadora está haciendo todo lo posible por salir de este bache y plantarle cara a la mala suerte. La líder del clan más famoso de España está preparando una enorme sorpresa que quería mantener en el más absoluto secreto. Sin embargo, se ha encontrado con que la enemiga está en su propia casa…

Un final tan anticipado como inesperado

María Teresa Campos y Paolo Vasile

> Este mes de marzo ha sido devastador para la matriarca de las Campos. María Teresa Campos ha visto cómo el momento más amargo de su carrera llegaba sin poder hacer nada para evitarlo. Hace solo unos días se ponía un punto y final forzoso a su contrato con Mediaset. La que ha sido su casa durante dos décadas tomaba la decisión de no renovarla. Tras quitar de la programación Qué tiempo tan feliz, desde la cadena de Vasile solo han contado con ella en contadas ocasiones. Además, tras el ictus que sufrió no querían someterla a grandes presiones o pretenciosas producciones.

De esa manera, la presentadora salía por la puerta de atrás. “Ha empezado a asumir que Mediaset no quiera contar con ella. No está bien, y aunque no le ha pillado por sorpresa, tenía alguna esperanza porque se veía capaz de seguir en la profesión”, aseguraba en El Español alguien de su entorno. La realidad es que María Teresa esperaba retirarse con algo que estuviera a la altura de su inmejorable currículum. Pero no se rinde. Dispuesta a conseguir su objetivo, tiene un plan que te desvelamos a continuación.

Siguiente: El topo de las Campos