A pesar de que las redes sociales son ahora la fuente de la celebridad, la televisión no ha perdido su poder, pues a través de los reality shows ha demostrado la posibilidad tanto de crear famosos como de reciclarlos. Por ello, personalidades de fama mundial como Paris Hilton y Lindsay Lohan, y connacionales como Terelu Campos, han participado en ellos.

Si bien es cierto que parte del glamour que impregnaba a las estrellas hace unos años era precisamente el misterio que rodeaba a sus vidas, con la llegada de las redes sociales esa distancia se acortó, pudiendo asegurar que la aparición de estos formatos en las televisiones supuso el borrón definitivo de esa barrera que les hacía inalcanzables.

Kim Kardashian: “Keeping up with the Kardashians

Keeping up with the Kardashians

Aunque no son las pioneras del género, sin duda ‘Keeping up with the Kardashians’ han logrado convertirse en la cabeza más visible del formato. Entre compras, viajes, reuniones familiares y fiestas, Kim y sus hermanas protagonizan un espacio entretenido, curioso y, según algunos de sus afines, ‘hipnótico’. Y su éxito mundial abrió la veda para que una multitud de famosos se animaran a abrir las puertas de sus casas y de sus vidas y mostrar su día a día sin tapujos.

Khloé y Rob Kardashian también lo intentaron por separado y en pareja. Una prueba más de que, aunque se tienda a pensar que las redes sociales son ahora la fuente de la celebridad, la televisión no ha perdido su poder.

El padrastro transgénero de las Kardashian, Caitlyn Jenner, cuenta con su propio reality de éxito: ‘I am Cait’. En él, el ex atleta de 65 años comparte con la audiencia sus miedos, sus triunfos y los secretos de su transexualidad.