La racha de mala suerte solo acaba de empezar. Terelu Campos no levanta cabeza, las cosas para la presentadora van de mal en peor. Tras confesar sus problemas de autoestima, la hija de María Teresa Campos podría perder su trabajo. La cadena en la que trabaja está cabreada con ella y estamos descubriendo que el público no la respalda sino todo lo contrario.

Una negativa con terribles consecuencias

> Aprovechando el tirón de Gran Hermano DÚO, y con el objetivo de hacer de puente ente este reality y Supervivientes, desde Mediaset han puesto en marcha Sálvame Okupa. Un programa revelación en el que diez colaboradores del buque insignia de La Fábrica de la Tele ocupan durante cuatro días la casa de Guadalix de la Sierra. Un experimento que genera un enorme interés entre el público, que se muere de ganas de ver cómo se comportan los tertulianos en su vida diaria. Y aunque la cadena ya contaba desde el principio con la negativa de algunas personas, jamás imaginaron que la respuesta de Terelu ante la propuesta sería un rotundo no.

La hija mayor de María Teresa Campos ha declinado esta oferta que, sin embargo, ha aceptado su hermana Carmen Borrego. Esta negativa de la presentadora ha sentado como un jarro de agua fría. Y es que lo consideran un desplante. De hecho, no entienden este pudor repentino cuando es una de las personas más expuestas de la pequeña pantalla. Su sola presencia en Sálvame genera un montón de titulares. Además, los vídeos que cuelga su hija cada semana dan mucho que hablar… Con esta actitud, la malagueña podría cavar su propia tumba. Especialmente si tenemos en cuenta el último escándalo que te revelamos en la siguiente página.

Siguiente: La fiabilidad de su palabra, en entredicho