La infanta Cristina vive momentos delicados. Tiene que tomar una importante decisión que afecta a todos los miembros de la familia real. De ella depende su futuro. Las cosas pueden continuar en línea positiva o bien virar hacia lo negativo. Doña Sofía quiere que su hija decida con la cabeza. Que sopese los pros y los contras antes de ponerse en un punto sin retorno. ¿Qué dilema le quita el sueño a la mediana de don Juan Carlos y doña Sofía? Te lo contamos todo a continuación.

La infanta Cristina ya no llora por Iñaki

Infanta Cristina

No ha sido fácil para la infanta Cristina volver a ser admitida en el seno familiar. Al principio, ella se revolvió contra la decisión de don Felipe. La consideraba injusta y proclamaba que su marido era inocente. En su vehemencia, la infanta llegó a comentar a personas de su confianza que los reyes habían escogido a Iñaki Urdangarín como chivo expiatorio. Exclamaba que se trataba de una medida ejemplarizante destinada a hacer llegar el mensaje de que en Casa Real no había lugar para corruptelas.

De la infanta del Caso Noos a la de ahora hay mucha diferencia. Cristina ha recuperado a su familia y eso es algo que necesitaba con urgencia. Aunque sabe que don Felipe y doña Letizia han decidido no compartir espacio con ella, le da igual porque tiene a sus padres y a su hermana. Doña Sofía, don Juan Carlos y la infanta Elena han sido el sostén en los momentos de máxima dificultad de Cristina.

Siguiente: Cristina necesita ayuda psicológica