Tamara Falcó está viviendo un buen año. Mientras la crisis arrasa para una gran parte del mundo, ella no para de trincar contratos en programas de televisión, llenándose unos bolsillos que ya traía a rebosar de casa. La recién estrenada marquesa de Griñón, está a punto de superar en popularidad a su madre Isabel Preysler, gracias a su recién descubierta faceta televisiva, donde está demostrando que es capaz de conquistar a las cámaras y al público con su carisma. 

SUMA Y SIGUE: EL HORMIGUERO

El currículum de Tamara Falcó se ha seguido engrosando gracias al ‘El hormiguero’, cuya colaboración ha comenzado recientemente. Este espacio al ser en directo, abre la posibilidad a que suceda cualquier cosa, por lo que una persona de las características de la aristócrata, que verbaliza todo lo que se le ocurre, es un fichaje perfecto. Junto a Pablo Motos se encarga de una sección en la que forma una pequeña tertulia con Nuria Roca y Juan del Val. Hay quien dice que la ternura de sus primeras apariciones está mutando a la artificialidad de un personaje, pero la realidad es que su participación cuenta con una gran acogida y ya ha logrado ganarse tanto sus compañeros como a los seguidores del late night show

tamara-falcó-el-hormiguero