tamara falcó1

Tamara Falcó está viviendo un buen año. Mientras la crisis arrasa para una gran parte del mundo, ella no para de trincar contratos en programas de televisión, llenándose unos bolsillos que ya traía a rebosar de casa. La recién estrenada marquesa de Griñón, está a punto de superar en popularidad a su madre Isabel Preysler, gracias a su recién descubierta faceta televisiva, donde está demostrando que es capaz de conquistar a las cámaras y al público con su carisma. 

SU NATURALIDAD ES SU MEJOR HERRAMIENTA

En unos pocos meses ha conseguido hacerse un huevo en el mundo del espectáculo y actualmente es uno de los rostros más populares en TV. Las cadenas se la rifan y ella está encantada. ¿Cuál es la clave de su éxito? Como sus seguidores apuntan, su arrolladora naturalidad. Tamara Falcó tiene la costumbre de decir todo lo que se le pasa por la cabeza, prácticamente sin filtro. Esto, además de generar la simpatía del público y de sus compañeros, también suscita cierto morbo por conocer los detalles del día a día de una familia que siempre se ha mostrado bastante hermética.

De hecho, en su casa tienen mucho cuidado con lo que dicen delante de ella porque miedo a que se vaya de la lengua. Ella misma dice que le gusta ser sincera y decir siempre la verdad porque lo considera un arte. Un arte que le está abriendo muchas puertas profesionales.

tamara-falcó-programas