De los realities de televisión nos podemos esperar siempre casi cualquier cosa, para bien o para mal. Y ese es uno de sus secretos, ya que por mucho que nos desvelen un nuevo formato de concurso y sus reglas el trasfondo de un reality es el mismo. Incluso, nos pueden adelantar la personalidad y el perfil de los nuevos concursantes, intensos, tranquilos, manipuladores… pero, ya sean famosos o no, lo cierto es que no llegamos nunca a saber o imaginar sus reacciones, su forma de relacionarse, o que tendrán preparado en su cabeza para dar de qué hablar o intentar ganar el concurso de turno a base de improperios o actuaciones varias.

Y este es el caso de Dakota Tárrega. A pesar de que sabíamos que salió de un formato para la televisión comoHermano Mayor, un programa que emitía la cadena Cuatro en principio, con fines educativos, en el que una serie de jóvenes tienen problemas de conducta en la adolescencia, como ira o agresividad hacia sus progenitores e, incluso, conductas auto destructivas hacia ellos mismos, y que, durante el programa, en teoría, las consiguen superar, desconocíamos hasta qué punto son de agresivos en realidad estos perfiles.

Dakota y sus problemas en Hermano Mayor

Así conocíamos por primera vez a Dakota en Hermano Mayor. Desde la web de Cuatro, podemos ver un vídeo completo con los ‘momentazos’ de la joven, gritando, insultando y vejando a sus padres. Y más en concreto, a su madre. Sus problemas con el alcohol, y la mala relación con ellos, desembocó en unas actitudes de las cuales, en un principio, se arrepintió. Pero nada más lejos de la realidad.