Conecta con nosotros

Actualidad

Suicidio y abusos sexuales, la terrible historia que esconden los Alba tras la boda del año

Publicado

el

La boda del duque de Huéscar en Sevilla ha hecho que la Casa de Alba vuelva a reinar en los ecos de sociedad. El enlace de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo ha sido ampliamente recogido por los medios. Esta historia de felicidad tiene una parte trágica que los Alba guardan celosamente. ¿La protagonista? La madre del novio, Matilde Solís.

Una vida de telenovela

Matilde Solís-Beaumont estaba destinada a brillar en sociedad. Nació en el seno del matrimonio de los marqueses de la Motilla, fue la décima hija. Sus padres estaban íntimamente ligados al Opus Dei, por tanto, la educación de Mati y sus hermanos fue estricta y marcada por la religiosidad. Tanto límite acabó haciendo mella en ella, que se desmoronó antes de contraer matrimonio con el primogénito de la duquesa de Alba.

Quienes conocieron a Matilde en su infancia y adolescencia la recuerdan como una persona de gran sensibilidad. Era alegre y estudiosa. Uno de sus pasatiempos favoritos, la lectura. También le tiraba el deporte, natación y equitación eran sus preferidos. Su sensibilidad quedó plasmada en su amor por el arte. Empezó a estudiar a Historia y Geografía pero no llegó a acabar la carrera.

Los más vistos

Los más compartidos