El pasado mes de octubre, la Reina Sofía llegaba a Oviedo para asistir a la entrega de los premios ‘Princesa de Asturias’. La Reina emérita cumplía a sus casi 79 años con las funciones que la Casa Real tiene relegadas, en un discreto segundo plano, para la mujer que un día cambió la historia de España.

Siempre en solitario y sin la compañía del rey Juan Carlos, ¿es la actual y cortés vida de doña Sofía tal y como siempre la imaginó? ¿Está ajena a los escándalos que envuelven la figura de su marido?

La discreta y relegada vida de doña Sofía

Con un sol radiante y con la música de gaitas de fondo, la reina Sofía llegaba en esta ocasión al hotel de la Reconquista. Sonriente, la monarca dedicó un breve saludo a la prensa y al público que se congregaba a las puertas del hotel, entre ellos varios manifestantes que protestaban contra la matanza de lobos en Asturias.

La Reina Sofía llegaba al mismo tiempo que hacía su entrada en el citado hotel, sede de los premios, la Presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor. Un evento casi sin importancia para la prensa española y que demuestra que la figura de Sofía de Grecia dentro de la Casa Real ha quedado relegada en un discreto segundo plano.