Se han cumplido los peores presagios. Aunque se habló de un pacto entre don Juan Carlos y doña Sofía para mantener una imagen de unidad, el mismo ya es papel mojado. Los reyes han soltado amarras y navegan en barcos diferentes hacia puertos distintos. Ha ocurrido un hecho que ha marcado un antes y un después en esta relación matrimonial. Te lo contamos todo a continuación. Sigue leyendo porque no tiene desperdicio.

Una dolorosa y humillante discusión

> Cuando el rey tuvo que ser trasladado a España procedente de Botswana, allí se encontraba en un safari de lujo junto a Corinna, tuvo que ser intervenido. Recordemos que sufrió una caída y se rompió la cadera. Ese hecho marcó el siguiente capítulo de su vida: la abdicación. Doña Sofía estaba en Grecia. Allí viajó acompañada por la princesa Irene para pasar unos días junto a Constantino y Ana María. Le avisaron que debía regresar apresuradamente para cumplir con su papel.

Don Juan Carlos y doña Sofía protagonizaron una brutal discusión en la habitación del hospital. Algún objeto acabó estrellado contra el suelo y la reina lloró, lloró mucho. Se dijeron de todo y otra vez doña Sofía tuvo que escuchar de boca de su marido que no la quería y  que su deseo era divorciarse de ella para unirse a Corinna.

Siguiente: La venganza de doña Sofía