Llevamos años escuchando en televisión diferentes versiones sobre por qué Rocío Carrasco es incapaz de descolgar el teléfono y llamar a sus hijos para saber de ellos. Sea como fuere, muchos piensan que no existe justificación alguna que respalde el hecho de que una madre no quiera saber nada de sus hijos. En Cotilleo.es te contamos de primera mano los verdaderos motivos por los que la hija de Rocío Jurado nunca querrá saber de ellos.

“Es frío, calculador y envidioso”

> Son muy pocos los periodistas que se han atrevido a pronunciar el nombre de Fidel Albiac en televisión, todo ello por miedo a las represalias legales que este pueda tomar. Por eso, Elizabeth Martín, no tuvo más remedio que destapar la cruda realidad de Fidel hace algún tiempo. Fue su pareja durante más de seis años, y lo pasó “tan mal”, que ha hablado alto y claro. “Estuve con él unos seis años aproximadamente. Los primeros años bien, pero después empecé a ver unas cosas bastante chungas. Es una persona muy fría, muy calculadora, muy envidioso. Al principio lo ves gracioso, simpático, pero después empiezas a abrir los ojos y te vas dando cuenta de cómo es”, explica. Pero estas declaraciones no se quedaron aquí. Aún hay más.

Las declaraciones de Elizabeth Martín iban subiendo de tono a media que la joven contaba más detalles de su pasado junto a Fidel: “No tenía donde caerse muerto, no había estudiado ni trabajado en nada. Siempre estaba peleado con sus amigos, cuando no era por una cosa era por otra. Por su forma de actuar, con su familia siempre estaba enfadado, siempre con esos aires de superioridad, aparentando lo que realmente no es…”, exclama. Unas afriamciones que no hicieron más que alarmar a una opinión pública que solo pensaba en la situación actual de Rocío Carrasco.