Terelu Campos

Terelu Campos no está feliz con el camino que ha escogido su hija. Ha cambiado los estudios por la fama. Alejandra Rubio viene pisando fuerte y no escucha los consejos maternos. Bien sabe Terelu el precio a pagar por ser un personaje público. Todo esto ha provocado un amplio debate entre madre e hija. Alejandra se sube al apellido Campos para ganar dinero fácil. Te lo contamos todo a continuación.

Alejandra Rubio, la noche la confunde

> Fue cumplir dieciocho años y Alejandra Rubio abandonó el nido materno. Entonces, Terelu aseguró que su hija tenía la cabeza muy bien amueblada y que su prioridad era estudiar diseño de moda. Pues bien, tan solo unos meses después, Alejandra ha dado un giro radical. Quiere hacerse un hueco en el mundo de las influencers y para ello ha dicho sí a la oferta de un reality que le ha hecho Mtmd. Con esta decisión, Alejandra sigue la estela de otras famosas que rentabilizan su día a día a fuerza de compartirlo vía vídeos.

Aunque Terelu ha asegurado que está feliz con la decisión que ha tomado su hija, la realidad es diferente. Le hubiera gustado que Alejandra acabara sus estudios y también que estuviera resguardada del ojo público. Sin embargo, su hija ha decidido sacar partido del apellido Campos. No destaca en la faceta de influencer, pues no tiene  demasiados seguidores. Por otro lado, la imagen que transmite está muy relacionada con la noche y el color negro y eso hace que las firmas que contratan acciones con influencers no la tengan en cuenta.

Siguiente: Alejandra Rubio sí quiere ser famosa