Lo cierto es que María Teresa no está pasando por un buen momento. Desde que salió escopetada de Mediaset, todos los rumores giran sobre ella. Antes, solo sobre su futuro profesional pero ahora, en el amor tampoco lo está pasando muy bien. Sálvame se ha tomado la revancha y ha pasado esto.

María Teresa Campos y Edmundo Arrocet
María Teresa viaja sola a Málaga tras e último plantón de Edmundo Arrocet.

Es evidente que María Teresa y Edmundo no están pasando por su mejor momento. Los últimos feos que el cómico ha hecho a la periodista les ha delatado. Hace escasas semanas se celebró el cumpleaños de Teresa. Una fiesta sorpresa le organizaron sus hijas pero por sorpresa, Edmundo no estaba en la cita. Desde este momento los rumores comenzaron a hacerse poco a poco realidad. Con la llegada del verano, como todos los años, la periodista viaja a málaga, su segunda casa, para disfrutar de unos días de desconexión.

Pero, sorpresa. Ha viajado al sur sola. Como leen. Sin la compañía de Edmundo. ¿Qué pasa realmente entre ellos? Al parecer, el cómico lleva más de dos meses en Chile arreglando algunos papeles con sus hermanos. Pero parece que además de este problema, a la periodista se le ha sumado la presión de Mediaset. Seguro que todos recuerdan cómo la presentadora atacó directamente a Telecinco de su salida inmediata. Pues bien. Sálvame se ha tomado la revancha.

Sálvame se toma la revancha

Sálvame asegura que los familiares de la presentadora están muy preocupados por ella.

Era evidente que estos rumores sobre la mala relación entre María Teresa y Edmundo iba a ser noticia en Sálvame. Pero lo que no esperábamos era que el programa se tomara la revancha. Y el protagonista de ello ha sido José Manuel, el colaborador de Mediaset. Él ha confesado que la familia está muy preocupada de la actual situación por la que está pasando María Teresa. “El entorno de la presentadora está muy preocupado por la posibilidad de una ruptura real”, confesaba. ¿Qué pasará finalmente? ¿Tendrá algo que decir la protagonista de esta historia? Solo queda esperar.