Sálvame es la máquina perfecta para hacer dinero. De eso no hay duda. Eso sí, la presión y la sobreexposición a las críticas va en el sueldo. El programa de Telecinco es líder de audiencia durante toda la semana. Cotilleo.es ha tenido acceso a los cachés de algunos de sus colaboradores. La cosa no tiene desperdicio. Sigue leyendo.

Kiko Hernández, el intocable

> Kiko Hernández es uno de los rostros habituales de Sálvame. Su vida privada no es objeto de comentarios porque prima la gran cantidad de información que aporta. Sin duda, se ha hecho con el programa y maneja muy bien los tiempos. Sabe cuándo tirar a dar y también cuando toca bajar la intensidad. Es el azote de muchos de sus compañeros.

Por cada aparición en Sálvame, Kiko cobra 1.400 euros. Es el mejor pagado de los colaboradores y el más valorado por la cúpula A esto hay que sumar sus intervenciones en el Deluxe, que se han reducido desde que nacieran sus hijas. Entre unas cosas y otras, Hernández se lleva al año unos 250.000 euros.

Siguiente: Belén Esteban, la gallina con los huevos de oro