salvame colaboradores ridículo

Que Sálvame no tiene escrúpulos es algo sabido, aceptado y que, además, le supone afianzar una audiencia fiel. El acoso y derribo, de hecho, se centra tanto más en los personajes públicos sobre los temas de actualidad, como en los colaboradores mismos, que en múltiples ocasiones se han convertido en los protagonistas del escarnio y el ataque. Desde las ridículas actuaciones en “directo” de alguna de sus colaboradoras estrella, hasta las últimas ediciones, parece que Sálvame ha llegado al cúlmen de la indecencia y el decoro. Y, lo peor de todo, es que son los colaboradores los que aceptan exponerse al ridículo por ganar dinero. Pocos dicen basta.

KARMELE MARCHANTE, LA ÚNICA QUE SE PLANTÓ

Si el lector es seguidor fiel de Sálvame, se habrá percatado de que hace mucho tiempo que Karmele Marchante, una de las grandes del mundo rosa, no aparece por el plató de Jorge Javier Vázquez. Lo cierto es que ha sido una de las pocas que se ha plantado ante el desgaste emocional que supone la dinámica del programa para con sus colaboradores. En algunas entrevistas posteriores, no ha dudado en reconocer que se sentía horrible. En su momento llegó incluso a pensarse muy en serio demandar a la productora por daños morales. Se tuvo que echar para atrás, según ella, después de recibir serias amenazas. Lo ha tildado de ‘basurero’.

karmele