La infanta Cristina se enfrenta a un verano complicado. En el plano familiar, las cosas marchan. Ya puede viajar con libertad a Madrid cuando le apetezca. En los días del cordón sanitario, sus movimientos estaban restringidos. Don Felipe no le perdona el daño que ha hecho a la monarquía. La hija mediana de don Juan Carlos y doña Sofía no está bien. Las alarmas se han disparado tras protagonizar un hecho llamativo. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

Un verano complicado para la infanta Cristina

> Cristina de Borbón quiere pasar unos días del mes de julio en Palma. Echa de menos el ambiente de las regatas y pasear por la isla. Al igual que doña Sofía, ella también está muy unida a Mallorca. Un lugar que le aporta felicidad y tranquilidad. Tiene una conexión especial. Eso fue lo que hizo que don Juan Carlos le otorgara el título de duquesa de Palma cuando se casó con Iñaki Urdangarín.

Aunque la infanta ha vuelto al seno familiar tras años condenada al ostracismo, las cosas no son fáciles para ella. Depende de don Felipe que se apruebe su petición para viajar a Marivent. Aunque él y doña Letizia solo pasarán en la isla unos días en agosto, no quieren la imagen de la infanta contamine el veraneo real. Doña Sofía intenta mediar, pues su mayor deseo es reunir a sus hijas en Palma.

Siguiente: Gran preocupación por el estado de salud de Cristina