Imposible. Terelu y su familia, las Campos, no hacen más que encontrarse con trabas en estos últimos meses. Cuando parecía que las cosas iban poco a poco volviendo a su ser nos topamos con una preocupante noticia. La salud de la colaboradora de Sálvame no es tan fuerte como cabía esperar. Ha sido su propio entorno quien ha hablado abiertamente acerca de esta situación que te contamos a lo largo de la noticia.

La prueba de fuego de Terelu Campos

> Ha regresado al trabajo y lleva a cabo una rutina normal, sin embargo, a Terelu le falta decir adiós para siempre a esta agonizante etapa. Un colofón que consiste en una nueva operación. “Es una cosa menor, simplemente quitarme grasa del abdomen, que es el único sitio en el que me queda, para ponérmela en el pecho. Nunca pensé que estar gordita me viniera bien”, contaba en Diez Minutos, revelando sin querer otro drama que había querido mantener oculto.

Y es que la madre de Alejandra Rubio no puede tirar por el procedimiento que siguen otras mujeres en estos casos. “Había la posibilidad de poner prótesis de silicona, pero mi doctora me dijo que, en mi caso, esa posibilidad era peligrosísima.  Con mi propia grasa no hay posibilidad de rechazo, esa es la garantía”, reconocía la colaboradora de Sálvame, que aún está pendiente de fijar una fecha definitiva para esta último paso.