En los últimos meses se ha estado pintando una imagen modélica de la hija de doña Elena de Borbón. Algunos medios se han empeñado en ensalzar la figura de Victoria Federica de Marichalar y la retratan como un joven ejemplar. Nada más lejos de la realidad, algunas actitudes de la nieta mayor de los eméritos dejan mucho que desear y no se corresponden con las que se esperan de alguien de su posición. Ahora, sus mentiras han quedado  descubiertas y la reputación de la Corona no ha salido muy bien parada. ¿Quieres saber más detalles sobre esta polémica? Sigue leyendo, te lo contamos todo a continuación.

Victoria Federica queda desmontada

> La hija de doña Elena de Borbón ha comenzado recientemente sus clases. Victoria Federica se ha sumergido en la vida universitaria y esta semana asistió a su primera clase en Administración y Dirección de Empresas. Como su hermano, Felipe Juan, la joven cursará este grado en el elitista CIS College for International Studies, un centro privado situado en Madrid cuyo precio de matriculación oscila los 20.000 euros anuales. Numerosos medios han celebrado que de Marichalar cumpla con la única obligación que se le ha conocido hasta el momento: estudiar, y han pretendido mostrar su lado más responsable al iniciar esta nueva etapa.

Lo cierto es que Victoria Federica se largó del centro poco después acudir a su primer día de clase. Junto a varios de sus compañeros, de Marichalar fue a desayunar a una conocida cadena de cafés y luego disfrutó de un agradable paseo por las calles de la capital, según ha podido saber la revista ¡Hola! De sobra es sabido que a la hija de doña Elena de Borbón le cuesta hincar los codos casi tanto como a su hermano. La joven repitió primero de bachillerato tras varios años internada en un colegio inglés. Ahora, pretende lograr su objetivo universitario en un centro privado que de seguro no podrá muchas dificultades a sus alumnos, siempre y cuando paguen la cuantía de la matrícula. La nieta de doña Sofía no es la estudiante modélica que se nos ha querido vender, pero no es su única mentira que ha sido destapada.

Siguiente: La otra mentira de Victoria Federica