Lucía Parreño saltó a la fama hace casi 4 años por participar en la edición 15 de ‘Gran Hermano’, hoy su nombre vuelve a la palestra pero por un motivo infinitamente más triste para todos los que la seguimos en redes sociales: su hasta ahora infranqueable relación con Omar Suárez se ha roto. Se enfrenta así ahora al adiós del hombre más importante de su vida sentimental, ese con el que dio el salto a la fama en la casa más vigilada de España, la de Guadalix de la Sierra.

 

Lucía Parreño

Kiko Hernández ha sido quien ha dado la noticia en su blog de Telecinco informando de esta “inesperada ruptura”. Omar y Lucía consolidaron su relación de pareja tras la salida de ambos de ‘GH 15’ tras una complicada crisis cuando Omar decidiera serle infiel a su entonces novia con Paula, ganadora de la citada edición. Historia que fue superada e incluso días después de finalizar el concurso ambos, Lucía y Omar, se fueron a vivir juntos e incluso el año pasado hablaban de boda.

Esta revista ha podido ponerse en contacto, en primicia, con Lucía Parreño para confirmar los hechos siendo testigos además del dificilísimo y triste momento por el que la cantante está pasando. “No me encuentro con fuerzas para hablar del tema ahora mismo”, son las palabras de una derrumbada Lucía.

Lucía Parreño

Cabe señalar además que Lucía Parreño perdió a su padre también hace ahora casi un año -en abril de 2017- a consecuencia de una dura batalla que libró contra una cruel enfermedad. Poco después de ese capítulo y ya algo más animada y fuerte de ánimos, Lucía se incorporaba al trabajo y reaparecía en Telecinco como colaboradora del programa ‘Tierra de Nadie’, ya que la madrileña también participó en ‘Supervivientes 2015′ y desde entonces vive, además, entregada a la música.

Ya en Guadalix nos dejó escuchar alguna que otra vez su portentosa voz, y tras salir de los dos realitys abandonó su trabajo como dependienta en una conocida cadena de tiendas por un futuro en la música de lo más prometedor. ¡Hasta Cristina Pedroche bailó en televisión sus temazos! Desde aquí deseamos que los ánimos de Lucía se levantan en breve y podamos volver a ver a esta mujer fuerte de nuevo en su estado puro. ¡Ánimo, Lucía!