La artista no está dispuesta a que se utilice su nombre de forma recurrente para provocar polémicas de las que lleva mucho tiempo alejada. Aunque Rosario Mohedano no suele hacer demostraciones públicas en este sentido, se ha armado de valor y ha decidido dar un golpe en la mesa para que la presión cese.

Rosa y Belén, del amor al odio

> Durante su andadura en Sálvame, Benito hizo muy buenas migas con una de las colaboradoras estrella: la princesa del pueblo. La Esteban se convirtió en uno de sus principales apoyos en el programa y entre ellas existía una bonita amistad, a pesar de los ataques que la de Paracuellos dirigió a Rosa en más de una ocasión. Todo cambió, sin embargo, cuando la cuñada de Rocío Jurado abandonó el espacio de Telecinco para no volver nunca. Ambas se distanciaron y de un tiempo a esta parte están a la gresca por culpa de Chayo Mohedano, la hija de la alicantina.

Al parecer, la cantante indicó en sus redes sociales que le gustaban algunos comentarios que dejaban a Sálvame y la Esteban en muy mal lugar. A Belén, que todavía se desvive por el programa, no le hizo ni pizca de gracia y no dudó en cargar duramente contra Rosa y Chayo. “Yo nunca diría ni atacaría con una cosa tan sucia como hizo su hija conmigo”, espetó la tertuliana. ¿La reacción de Benito? El silencio. Oídos sordos a palabras necias, habrá pensado la colaboradora de Viva la vida.