Al grupo de comunicación liderado por Paolo Vasile le “crecen los enanos”, y no hay un mes tranquilo para el consejero delegado de Mediaset España. En esta ocasión, tendrán que indemnizar a Andrés Fernández, marido de Rosario Mohedano, por “atentar contra el derecho al honor y la intimidad de las personas”.

Ambos tienen lo que querían: justicia. Ha tardado pero la resolución judicial ha llegado a su fin, siendo este favorable para la hija de Rosa Benito y su marido…

Rosario Mohedano y su marido Andrés: indemnizados con 30.000 euros

Chayo Mohedano

A pesar del tenso encuentro que protagonizó Andrés Fernández con Kike Calleja hace dos semanas en Málaga, parece que el verano se ha vuelto de su parte. Telecinco sufre un nuevo golpe judicial por “atentar contra el derecho al honor y la intimidad de las personas”. Esto es así por la demanda que interpuso el marido de Rosario Mohedano hace casi cinco años a Mediaset, y a La Fábrica de la Tele.

Carlota Corredera fue la encargada de leer la sentencia al finalizar el programa del pasado lunes, pero no lo hizo correctamente y esto generó las críticas por parte de los seguidores de Sálvame. La gallega, más bien intencionadamente, se equivocó en algunas frases y la dificultad para entenderla era mucha. Os dejamos la sentencia pública del supremo que obliga a pagar a Mediaset 30.000 euros a el marido de Rosario:

“Los codemandados han cometido intromisión ilegitima en los derechos a la intimidad personal y familiar y el honor del demandante mediante la  publicación de hechos relativos a su vida privada e intimidad personal y familiar, y de hechos  que suponen un desmerecimiento de su condición ajena en los programas ‘Sálvame Deluxe‘ emitido el 30 de agosto del 2013 y ‘Sálvame Diario‘ emitido el 5 de septiembre del 2013. Se condena solidariamente a las codemandadas a indemnizar al demandante en la cantidad de 30.000 euros por los daños morales sufrido, y a abstenerse de cualquier actividad similar a la constitutiva de la intromisión ilegítima apreciada en la presente sentencia. Se condena a las codemandadas a leer el presente fallo a leer la sentencia en los mismos espacios y horarios en que fue difundida la información, en concreto a los programas ya referidos así como la página web de Telecinco”.