Rocío Flores está feliz de haber recuperado su día a día y estar de vuelta en Málaga con su familia, a los que adora. Encantada de poder disfrutar de nuevo de sus hermanos David y Lola, y de su novio Manuel, la concursante de “Supervivientes” lució la mejor de sus sonrisas. Aquí os traemos las imágenes más familiares de la hija de Rocío Carrasco.

Rocío está disfrutando a tope del inicio del verano en su tierra. Y es que la hija de Antonio David aprovechó la buena temperatura que hace en Málaga para reunirse en la terraza de un chiringuito con unos amigos. Sin descuidar a sus hermanos, la nieta de Rocío Jurado se derritió en muestras de cariño con Lola y David. Una vez más, destaca la ausencia de su madre, Rocío Carrasco, en estos encuentros.

Además, la televisiva joven ha demostrado que está recuperando el tiempo perdido con su novio Manuel, de quien se confiesa “más enamorada” que nunca y del que apenas se separa desde que regresó de “Supervivientes“. Muy cercanos y cariñosos con una niña que les acompañaba, la pareja demostró que tienen el instinto paternal de lo más despierto y es que fue la propia Rocío la que confesó en Honduras que le gustaría ser mamá cuanto antes al lado de su pareja.

Al margen de la vuelta de Rocío Carrasco a los platós de televisión, Rocío y David demostraron que son unos jóvenes muy felices y es que han logrado formar una familia al lado de Antonio David, Olga y la pequeña Lola.