La entrada en GHVIP de Antonio David ha convertido a Rocío Flores en protagonista. Todo son comentarios acerca del porqué Rocío Carrasco no mantiene contacto con sus hijos. La hija mayor de Rocío lo está mal. Tanta presión mediática le pasa factura. No puede más. Sabía que era arriesgado convertirse en defensora de su padre pero no imaginaba semejante escándalo. Rocío Flores está en la picota tras destaparse un escándalo que la afecta directamente. ¿Qué ha pasado? Te lo contamos todo a continuación.

El detonante de la ruptura entre madre e hija

> En 2012 ocurrió un episodio que marcó la relación entre madre e hija. Rocío Flores fue condenada tras un grave altercado con Rocío Carrasco. En la vista, la nieta de La más grande acusó a su progenitora de hechos muy graves. Carrasco fue absuelta. Se dictó una orden de alejamiento de seis meses por la cual la joven no podía acercarse a su madre. Misteriosamente, Flores niega que tal orden haya existido. Sin embargo, así lo corroboran los papeles judiciales a los que cualquiera puede acceder dado su carácter público.

Todo esto sucedió en 2012 y, desde entonces, no ha existido contacto entre las dos Rocíos. Antes de cumplir los dieciocho, el hijo menor de la pareja también decidió marcharse con su padre. Aquello ocasionó que su madre acudiera a los tribunales pero la cuestión se dirimió cuando David ya era mayor de edad.

Siguiente: Rocío Flores, al límite de sus fuerzas